#Muerte

Relato de ficción

Una bandera para El Chueco
Un hincha en la tribuna. TÉLAM.

Audio RevistaOrsai.com Una bandera para El Chueco

Hace un tiempo nos llegó un cuento de un autor que no conocíamos. Nos gustó. Le pedimos que lo lea en voz alta, a ver si se lo bancaba con su voz. Y también pasó la prueba. Se llama Andrés Rebagliati y el cuento va sobre un padre y un hijo que se vuelven cómplices en la tribuna. Los une la pasión, una cábala y una promesa que no están seguros de poder cumplir.

Relato de ficción

El fondo del mar
La Sirenita, muerta. GETTY.

Audio RevistaOrsai.com El fondo del mar

En Orsai quisimos saber qué pasa cuando un escritor uruguayo y un ilustrador argentino se ponen de acuerdo para coquetear con la teletransportación. La respuesta: un delirio. Esta es la segunda entrega de un experimento que tiene a Nacho Alcuri en el papel del uruguayo que escribe y a Gustavo Sala como el argentino que ilustra.

Crónica introspectiva

Sigo en Mar de Ajó
Marcos López versus Marcos López. MARCOS LÓPEZ.

Audio RevistaOrsai.com Sigo en Mar de Ajó

Marcos López pegó el volantazo y dejó de lado la fotografía: «¿Para qué voy a seguir haciendo algo que ya comprobé que me sale bien?», se pregunta. Y en esa transición encontró el desafío de convertirse en otra cosa aceptando la vida tal como es.

Relato de ficción

Los muertos no vuelven
Una tumba descuidada. GETTY.

Audio RevistaOrsai.com Los muertos no vuelven

El protagonista de esta historia necesita dinero para sobrevivir. Y cuenta con un dato: años atrás, sus abuelos fueron enterrados en el cementerio con alhajas de oro puro y plata italiana. Así que decide desenterrar a sus muertos para recuperar el botín familiar. Lo que encuentra, sin embargo, es otra cosa.

Relato de ficción

#SiempreNoemíKlemm
Baño de sangre. 123RF.

Audio RevistaOrsai.com #SiempreNoemíKlemm

Una chica que trabaja en una imprenta está harta de su rutina, pero sobre todo de sus dos compañeros odiosos. Según su madre, ella vino al mundo con un talento artístico inexplorado. Pero así y todo no puede sacar la cabeza del pozo, hasta un día en que todo se desmadra. Esta es la historia de ese día.

Actualidad en verso

El burro, el elefante y la china
Coronavirus letal. BBC.

Audio RevistaOrsai.com El burro, el elefante y la china

Como si se tratase de un caleidoscopio de sucesos, Zambayonny confunde imágenes y formas para contar con precisión para qué lado está girando el mundo.

Relato de ficción

Se ‘tamo muriendo, cajeta
Una fosa en medio del campo. 123RF.

Audio RevistaOrsai.com Se ‘tamo muriendo, cajeta

Atrás quedó la trágica muerte del Caripi arrollado por un tren. En esta entrega, Willy van Broock nos cuenta cómo harán Fabián y Adolfo para cumplir la última voluntad del muerto.

Crónica introspectiva

Mayra: solo hay sesenta en el mundo como nosotros, ¿nos podremos ver?
Primer plano del autor. Camila Orozco.

Audio RevistaOrsai.com Mayra: solo hay sesenta en el mundo como nosotros, ¿nos podremos ver?

Matías Fernández Burzaco tiene veintiún años y fibromatosis hialina juvenil, una enfermedad rarísima de la que solo hay dos casos en Argentina y sesenta en el mundo. Hace unas semanas Matías grabó una carta conmovedora para Mayra Ordóñez, una chica de su edad que vive en Monte Grande y también la padece. El resultado es un monólogo literario imprescindible.

Relato de ficción

Nunca supe que se llamaba Guzmán
Capitán, vigilando la tumba de su dueño. La Voz del Interior.

Audio RevistaOrsai.com Nunca supe que se llamaba Guzmán

Hace un tiempo se conoció la noticia de un perro, en Córdoba, que dormía todas las noches en el cementerio, al lado de la tumba de su dueño. El animal se hizo famoso en todo el mundo tras un documental de la televisión francesa. Entonces un día Hernán Casciari se preguntó: «¿Qué pensará ese perro? ¿Por qué estará realmente allí?». La respuesta, en esta historia.

Crónica introspectiva

Palabras póstumas para el hombre que me salvó la vida
Médicos operando. GETTY.

Audio RevistaOrsai.com Palabras póstumas para el hombre que me salvó la vida

Poco después de una operación que le quitó la sensibilidad de gran parte del cuerpo, José Playo estuvo a un pelo de morir. En este bellísimo texto, el autor rinde homenaje a su tío «el Eduardo», un viejo, curtido y sabio galeno que, ya retirado de su profesión, se avispó mucho antes que todos sus colegas médicos y salvó la vida del escritor cordobés.

1 2 3 5