Hernán Casciari
Escribe

Hernán Casciari

Mercedes, 1971
Desde 2003 escribe ficción en directo en la red. Publicó las novelas «Más respeto que soy tu madre» y «El pibe que arruinaba las fotos». Y los libros de relatos «España perdiste», «El nuevo paraíso de los tontos», «Charlas con mi hemisferio derecho», «Messi es un perro» y «El mejor infarto de mi vida». También editó «Papelitos: un libro infantil para entender la crisis financiera». Ha sido columnista de La Nación y El País, hasta que renunció. En radio, participó en Vorterix y como columnista en Perros de la calle. Es el director de la revista Orsai y de su hermana ansiosa, RevistaOrsai.com. Más en Wikipedia

Editorial

Teníamos un juguete
Disturbios antes de la final de la Copa Libertadores. AFP.

Audio RevistaOrsai.com Teníamos un juguete

Después de un fin de semana en donde el fútbol en la Argentina quedó en el fondo más profundo del pozo, publicamos un editorial muy fase beta que tiene un par de años pero funciona muy bien esta semana.

Crónica introspectiva

Una foto con mi padre
El autor, a los dos años, junto a su padre. Familia Casciari.

Una foto con mi padre

Larga y catártica crónica de Casciari para la revista Orsai. Inicia con una foto en Facebook, un desayuno en Costa Rica y la historia de un duelo tardío. Vale llorar.

Relato de ficción

10.6 segundos
El momento exacto del gol de Maradona a Inglaterra. EFE.

10.6 segundos

Casciari cuenta una historia que ocurre en menos de once segundos. Desde que Maradona toca la pelota hasta que cruza la línea de gol. Estamos en México, y es 1986.

Columna de opinión

Timbre a las tres
Panorámica del «Bar Orsai», donde ocurre la historia. ORSAI.

Timbre a las tres

El señor director escribe en la revista como si lo hiciera en su blog: dos páginas y buenas noches. Esta vez cuenta un extraño suceso nocturno que tiene continuidad.

Relato de ficción

Basdala

Basdala

Un relato de Hernán Casciari que ocurrió en la vida real y dejó al autor expuesto a una tristeza muy parecida a la vergüenza. O cómo se puede beber de la propia medicina. Ilustrado por el genio de Tute.