Aviso para leer la Orsai Digital del 28 de agosto
Portada de Orsai Digital en un teléfono. Mockup.

Editorial

Audio RevistaOrsai.com Aviso para leer la Orsai Digital del 28 de agosto

Hola, acá Hernán en una mañana cálida de agosto que ya parece primavera en Buenos Aires. Actualizamos, como cada miércoles, la web de Revista Orsai, mientras que también estamos en el cierre de la nueva edición en papel. Pueden pasar ahora mismo a ver el resumen digital, pero por favor no se cuelgen con la compra de la hermana mayor, porque en una semana se acaba la preventa. Atenti.

Empezamos fuerte. Desde hace más de un año Pity Álvarez, el exlíder de Viejas Locas, está detenido en el pabellón psiquiátrico de Ezeiza, después de protagonizar un episodio de sangre que terminó en la muerte de una persona. El escritor Juan Diego Incardona fue amigo del músico durante toda la secundaria y lo retrata en un texto memorable al que titulamos Un viaje increíble a la adolescencia del Pity; cuando lo lean, van a moquear.

Seguimos con un episodio más de Ana y Roberto, dos viejos fachos que viven con una nieta millenial que empieza a escribir sobre sus abuelos en internet. Los bautiza «Los Gorila» y este es el tercer episodio, que se llama Los Gorila, su vanidad. El folletín está escrito por Sofía Badia y la voz del relato es de Ana Carabajal (es la primera vez que usamos una actriz para complementar un texto, y no será la última vez que lo hagamos, porque nos encanta el juego).

Les recomiendo también una breve crónica a la que llamamos Nadie se destruye, solo Maradona. El título original, en realidad, es «Snuiven met Maradona» (que significa Esnifando con Maradona). Lo escribió la escritora uruguaya Carolina Trujillo, en el periódico NRC de Amsterdam, después del estreno en Europa del último documental sobre el futbolista argentino. ¿Qué se lee sobre Diego en la prensa de los eternos subcampeones del mundo? Esa es la pregunta que responde el texto.

No se pierdan el tercer y último episodio de «Monstruos igual que yo», la pequeña trilogía que proponemos de la obra de Rafa Fernández. Se llama La virgen María (y otros recuerdos espantosos) y completa otros dos recuerdos espantosos que fuimos publicando durante agosto. No será lo último de este narrador canario. Habrá más y seguirá siendo sórdido, perverso y un poco mágico, lo prometemos.

Si siguen un poco más abajo verán que también esta semana finaliza la hermosísima (y perturbadora) saga de Alejandro Seselovsky. El episodio sexto se llama Encuentro con madre biológica detrás de la puerta. Recordemos que, durante seis semanas, el periodista imaginó posibles encuentros con su madre biológica, Clotilde, una mujer que lo abandonó al nacer y que Alejandro todavía no conoce. Las escenas de fantasía surgieron de un texto principal, y verídico, que pueden encontrar en la Orsai tres de la segunda temporada. El de hoy es el sexto y último episodio.

Además de todo esto, con Chiri y todo el equipo de Orsai estamos cerrando la quinta entrega (de la temporada dos) de la revista en papel. Y les juro que es muy bestia. Si quieren ser benefactores, tienen una semana más para reservarla desde la Tienda Orsai. Después entramos a imprenta y el precio se dispara.

Sean bienvenidos a Orsai. No es un saludo, es una amenaza.

Textos

Hernán Casciari

(Mercedes, 1971) Desde 2003 escribe ficción en directo en la red. Publicó las novelas «Más respeto que soy tu madre» y «El pibe que arruinaba las fotos». Y los libros de relatos «España perdiste», «El nuevo paraíso de los tontos», «Charlas con mi hemisferio derecho», «Messi es un perro» y «El mejor infarto de mi vida». También editó «Papelitos: un libro infantil para entender la crisis financiera». Ha sido columnista de La Nación y El País, hasta que renunció. En radio, participó en Vorterix y como columnista en Perros de la calle. Es el director de la revista Orsai y de su hermana ansiosa, RevistaOrsai.com. Más en Wikipedia

Comentarios

Orsai Brenda 10:18:09 - 29/08/2019

Son mí gran compañía en la espera del eructo de mí hijo. Tiene dos meses y me vino un tanto fallado, vomita cual borrachera de adolescente con poca guita. Así lo describo yo, mientras que los doctores insisten en llamarlo reflujo severo. Ustedes me hacen la espera más agradable a toda hora, en cada día, en las mejores y peores tomas. Gracias por esta hermosa amistad unilateral.