Jorge González
Ilustra

Jorge González

Buenos Aires, 1970
Historietista. También se dedica a la publicidad, realizando ilustraciones y storyboards. En 2004 dibuja Le Vagabond , que se publica en Francia y luego en España. En 2005 publica Lanza en Astillero. Otra vez con Altuna, publica Hate Jazz. Su último trabajo publicado es Fueye.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 6
Portada de «El gran surubí», episodio 6. J. GONZÁLEZ.

«El gran surubí» — Episodio 6

Episodio final del folletín en sesenta sonetos de Pedro Mairal, ilustrado por Jorge González. La clave: la Virgen de Itatí tiene doce años, quizás trece.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 5
Portada de «El gran surubí», episodio 5. J. GONZÁLEZ.

«El gran surubí» — Episodio 5

La historia de Ramón Paz, reclutado por el ejército para pescar un surubí gigante en una Argentina irreal, llega a su penúltimo episodio. Mairal y González hacen magia.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 4
Portada de «El gran surubí», episodio 4. J. GONZÁLEZ

«El gran surubí» — Episodio 4

Mezcla rara de martinfierro y mobydick, en la obra de Pedro Mairal (sonetos) y Jorge González (dibujos) aparece por primera vez el bicho en todo su viscosísimo esplendor.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 3
Portada de «El gran surubí», episodio 3. J. GONZÁLEZ.

«El gran surubí» — Episodio 3

Nadie sabe qué tienen los sonetos de Mairal, ni los dibujos de González. Pero los lectores no pueden parar de leer la historia en voz alta. Aquí el tercer episodio de una obra increíble.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 2
Portada de «El gran surubí», episodio 2. J. GONZÁLEZ.

«El gran surubí» — Episodio 2

En la segunda entrega los cautivos se entremezclan en un «todos contra todos» sexual y los roles se perfilan. Lo que empieza a pasar en esta historia épica no tienen nombre.

Folletín

«El gran surubí» — Episodio 1
Portada de «El gran surubí», episodio 1. J. GONZÁLEZ.

Audio RevistaOrsai.com «El gran surubí» — Episodio 1

Una Buenos Aires apocalíptica donde ya no queda carne y los hombres son reclutados para pescar surubíes. Mairal y González rompen todos los moldes con un folletín ilustrado... y en soneto.