Semblanzas de un Joker argentino
Un Joker descontrolado. GETTY.

Actualidad en verso

Audio RevistaOrsai.com Semblanzas de un Joker argentino

Como nos tiene acostumbrados, Zambayonny recita con la precisión punzante que hace falta para unir, en un mismo tramo, cine, violencia y crisis, saltando charcos en medio de la coyuntura.

El Joker de punta en blanco
subió en Florencio Varela
una mañana cualquiera
al tren de las siete y cuarto
por poco le da un infarto
cuando pasó un vendedor
y en la oreja le gritó
turrones a dos por uno
mientras le buscaba el culo
el sátiro del vagón.

Los ojos se acostumbraron
el cine es la ventanilla
a un costado está la villa
al otro un barrio privado
a Batman lo secuestraron
y lo rescató el Pingüino
cuidado con los vecinos
te dicen de los dos lados
mientras estalla el vidriado
por un cascote perdido.

Se baja en Constitución
y apenas cruza la plaza
una manifestación lo arrasa
y arranca la represión
las motos del escuadrón
les tiran balas y gases
no faltaron ni las Táser
terapia de electroshock
ya no sonríe el Guasón
se le corrió el maquillaje.

Se pierde en el microcentro
no sabe ni dónde está
se fija en el celular
lo afanan en el momento
más risa dio Terminator
que este payaso asustado
que con el traje arrugado
anda buscando laburo
bienvenido al lado oscuro
bufón de supermercado.

Un gótico se le acerca
viene escuchando a The Cure
pero comiendo un yogur
se ve que estaba de oferta
le ofrece un poco merca
pero antes que le responda
ya cayó en la trapisonda
y un policía se mete
exigiéndole billetes
o se come la rotonda.

Tres pibes nacionalistas
que queman a pordioseros
y revientan a extranjeros
salvo que sean turistas
le hacen una entrevista
para escucharle el acento
le exigen el documento
le piden que cante el himno
los nazis no son tan gringos
pero se ponen violentos.

Huyó como un fugitivo
alocado entre la gente
cruzando como un demente
por las calles de Retiro
lo atropelló un colectivo
y estuvo vivo muy poco
le sacaron tantas fotos
que parecía un estreno
los malos no son tan buenos
y viceversa tampoco.

Lo enterraron NN
entre otros muertos más serios
al final del cementerio
donde se inunda si llueve
te convertiste en un meme
agonizando con tos
el Óscar es algo atroz
cuando te morís con hambre
y en el Día de la Marvel
los tontos lloran por vos.

Versos de

Zambayonny

(Buenos Aires, 1973) Su nombre real es Diego Perdomo. Músico, escritor e hincha de Olimpo de Bahía Blanca. Tiene en su haber más de una decena de discos publicados. Además, editó los libros «Biografía de un superhéroe», «Leyenda de un superhéroe» y «La suerte del campeón». Es amigo de la casa desde tiempos inmemoriales. Más en Wikipedia

Comentarios